Hoy: ¡Fainá!

Hoy les traemos una receta tan clásica como simple y rica: La Fainá. Esta preparación originaria de Italia fue traída y popularizada junto con la pizza en nuestro país por los inmigrantes de principio del siglo pasado.

Además de como acompañamiento, la fainá puede usarse como base de una pizza, cubriéndola con queso, tomates y el relleno que más nos guste.

O como te proponemos en este caso, bien condimentada y cortada en cuadraditos para acompañar una picada, una entrada o por que no, una rica ensalada.

Además es una buena opción para balancear nuestra alimentación usando harinas de distintos tipos, en este caso la harina de garbanzo.

Vamos a Necesitar:

2 tazas de harina de garbanzos
1 cebolla mediana
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de levadura en polvo
1-2 cucharadas de Condimento Norteño
Sal a gusto

El procedimiento es muy simple: Procesamos todos los ingredientes hasta que estén licuados. Por último mezclamos el condimentos y llevamos en una placa a hornos mediano hasta que este firme y dorada.

Si queremos usarla como base para una pizza, cocinamos unos 15 minutos colocamos el relleno y terminamos la cocción, si no podemos consumirla directamente.

Espero que les guste.