Ricotta Casera

La leche esta formada por un grupo de proteínas llamadas caseinas que precipitan por acción de enzimas especificas, aglutinándose y formando la mayoría de los quesos que consumimos.
Sin embargo, existe también otro grupo de proteínas en la leche denominadas proteínas del suero que no precipitan por acción de estas enzimas, sino que lo hacen con alta temperatura y en medio ácido  Estas son las proteínas encargadas de formar y dar textura a la ricotta, el requeson y otros quesos  tipo cottage.

¿Por qué no volver un poco el tiempo atrás y preparar nuestra propia ricotta casera?. Podemos usarla para relleno de tortas, tartas o como un sabroso dip. Con un poco de calor y jugo de limón ya generamos las condiciones para que las proteínas del suero coagulen y formen la pasta que luego prensaremos en la forma que mas nos guste.

Hoy te traemos esta receta de ricotta muy suave y cremosa que vas a poder condimentar con cualquiera de nuestras mezclas de especias. Es riquísima y ademas super fácil.

                                                                                   


Vamos a necesitar

1 litro de leche
5 cucharadas de crema de leche
Medio Pote de yoghurt Natural
Jugo de 1 limón
Sal a gusto
1 Cucharada de cualquier Mix de Quinto Zalla

En un cacerola calentamos a fuego suave la leche hasta que llegue a punto de hervor. Apagamos el fuego y dejamos descansar unos minutos. Agregamos el resto de los ingredientes y revolvemos bien. Dejamos reposar 30 minutos hasta que se corte bien la leche. Filtramos en un colador forrado con un lienzo y dejamos escurrir toda el agua.  Con el mismo lienzo prensamos la pasta y podemos colocarla en una tabla de madera con un peso encima para que termine de drenar el resto de agua. Cuanto más tiempo lo dejemos mas seca va a quedar la ricotta. .

Podemos guardarla en la heladera en un pote hermético hasta 5 días.