Risoto de amaranto y remolacha

El amaranto es una semilla andina que, junto con la quinoa, ha resurgido en los últimos años. Estos pseudocereales tienen todas las características de los cereales, a pesar de botánicamente no ser del mismo grupo. Tanto la quinoa como el amaranto poseen proteínas de alta valor biológico, vitaminas y minerales.

Ademas, son económicas, rendidoras y super versátiles a la hora de cocinarlas, pudiendo hacer panes, guisos, sopas, ensaladas, y muchas cosas más. Son ideales para agregar variedad a nuestra alimentación de cada día. Por eso hoy decidimos hacer un rissotto de amaranto con remolacha. un plato muy rico para estos días de más frios, pero que no resulta tan pesado como el arroz. Vamos a necesitar(para 2 personas): 2 remolachas 1 puerro 1 taza de amaranto, previamente lavado aceite de oliva 1 cucharada generosa de Mix de Puerros al estragón sal a gusto Para terminar: salsa de soja y perejil picado fresco.

Antes de empezar es importante enjuagar bien las semillas de amaranto con agua limpia varias veces, para eliminar la tierra o polvo que puedan tener. En una olla pequeña vamos a saltear unos minutos el puerro cortado finito y las remolachas cortadas en cubos medianos, junto con el mix de puerros al estragón. Agregamos el amaranto y salteamos unos minutos más a fuego suave.

Por último agregamos el agua hirviendo y cocinamos a fuego suave y en olla tapada hasta que se haya evaporado toda el agua. Es importante controlar que no se nos pase de cocción y se pegue. También podemos apagar unos minutos antes y dejar terminar la cocción reposando la olla tapada sobre la hornalla. Lleva aproximadamente unos 25 minutos de cocción. Servimos en bols individuales y podemos decorar los platos con perejil picado fresco y un chorrito de salsa de soja.