Una masa, dos clásicos italianos.

Hoy viajamos a Italia con dos de sus preparaciones más clásicas: Pizza y Pasta.

El otro día pensando en cómo hacer una masa de pizza distinta y buscando recetas encontré una masa a base de papas. Mientras la preparaba me di cuenta de es muy parecida a la masa que hago para preparar unos clásicos ñoquis.

Así que decidí probar como quedaba en las dos preparaciones.

El resultado: Espectacular en los dos casos.

Vamos a necesitar:

  • 1 kg de papas
  • 1 1/2 taza de harina
  • 2 cdas de Ras el Hanout
  • Chorrito de Aceite de oliva
  • Sal a gusto

Hervimos o cocinamos al vapor las papas. Una vez listas les agregamos el aceite, el condimento árabe y la sal. Hacemos un puré suave con pisapapa o minipymer. Agregamos la harina hasta hacer una masa que no se pegotee en las manos. La cantidad de harina puede variar un poco según la humedad que tenga el puré, por eso lo ideal es dejar las papas en un colador unos minutos para que escurran bien toda el agua.

Esta masa no hay que amasarla demasiado. Debe quedar suave pero no muy firme, una vez que podemos darle forma y manejarla sin que se desarme ya esta en su punto. La dejamos descansar unos minutos tapada.




Para la pizza:

Estiramos la masa en una asadera con aceite y cocinamos en el horno hasta que esté levemente dorada. Damos vuelta y cocinamos 5 minutos más. Ya tenemos lista nuestra pre-pizza. en este caso hicimos una tradicional pizza con salsa de tomate y queso, pero podemos prepararla con los ingredientes que más nos gusten Antes de servirla la volvimos a espolvorear con Ras el Hanout y llevamos al horno unos minutos para reforzar el gusto picantito de nuestro condimento.

Para los Ñoquis:

Una vez descansada, estiramos la masa formando rollitos de 1 1/2 aproximadamente y cortamos los ñoquis. Podemos darles la forma típica pasándolos por un tenedor o prepararlos así, en forma de cuadritos. Esta vez los dejamos así y los servimos con crema de leche y mix de Zanahorias con curry.